miércoles, 29 de septiembre de 2010

BLANCA COMO LA NIEVE, ROJA COMO LA SANGRE - Alessandro Davenia



Leo vive en pleno torbellino de la adolescencia. Un universo en el que irrumpe un nuevo profesor, soñador, que pone a prueba a sus alumnos y les obliga a plantearse preguntas acerca de la vida y de sus propios sueños.


Preguntas que a Leo le cuesta responder, pero que le acercan al mundo de los adultos. Además, Leo tiene un enemigo: el color blanco. Porque para Leo todas las emociones tienen un color, y el blanco es la ausencia, la soledad y la pérdida, el rojo, en cambio, es el color del amor, la pasión, la sangre; rojo es el color de los cabellos de Beatrice.

Leo ahora ya tiene un sueño, y se llama Beatrice. Cuando Leo descubre que Beatrice está enferma y que su enfermedad está relacionada con ese blanco que tanto le asusta, deberá buscar dentro de sí mismo, para entender que los sueños no tienen fin y que siempre hay que encontrar el coraje para creer en algo más grande.




OPINIÓN
Cuando un libro comienza con palabras como éstas: “Cada cosa tiene un color. Cada emoción tiene un color. El silencio es blanco” sabes que te va a gustar.
Este libro ha sido un recuerdo al amor puro que se vive cuando eres adolescente, cuán inocentes somos, y que bonita y cruel a la vez puede llegar a ser la vida.
Totalmente recomendable, he reído y llorado con él. Este libro es el amor explicado en colores; más bien, explicado en color rojo.


Vista: Beatrice en la cama del hospital
Gusto: Coca-cola del Mac
Oído: La bativespino sin frenos
Olfato: Lavanda, fuego
Tacto: La melena roja de Beatrice


Sabe a vino: Mayla rosado 2009

Más info AQUÍ

No hay comentarios: