miércoles, 22 de septiembre de 2010

CONTRA EL VIENTO DEL NORTE - Daniel Glattauer


En la vida diaria ¿hay lugar más seguro para los deseos secretos que el mundo virtual? Leo Leike recibe mensajes por error de una desconocida llamada Emmi. Como es educado, le contesta y como él la atrae, ella escribe de nuevo… Así, poco a poco, se entabla un diálogo en el que no hay marcha atrás. Parece solo una cuestión de tiempo que se conozcan en persona, pero la idea los altera tan profundamente que prefieren posponer el encuentro. Además, Emmi está felizmente casada y Leo aún está saliendo de una relación fallida. Y, en cualquier caso ¿sobrevivirían las emociones enviadas, recibidas y guardadas un encuentro «real»? Y en ese caso, ¿qué hacer?


Un libro que, una vez abierto, no puedes volver a cerrar. Una trama audaz y brillante, llena de inteligencia, humor y ternura.

Unos protagonistas inolvidables que empatizan inmediatamente con el lector.
 
 
OPINIÓN

He caído perdidamente enamorada de Leo. Sin poder remediarlo. He vivido en Emmi durante un día completo, que es el tiempo que he tardado en leer este libro sin narrativa, solamente e-mails intercambiados con un desconocido. Ese desconocido del que me he enamorado, con el cual he bebido vino francés a medianoche.
Un libro realmente especial. Después de todo, te puede pasar a ti.
Ya estoy esperando la segunda parte.


Vista: la bandeja de entrada de mi correo electrónico
Gusto: cualquier vino francés
Oído: el sonido al llegar un e-mail
Olfato: sin olfato
Tacto: las teclas del teclado


Sabe a vino: Jean-Philippe Fichet Bourgogne - Blanc 2007


Mas info AQUÍ



3 comentarios:

Anónimo dijo...

El link se ha caído. Podrías repararlo? Gracias.

Marta dijo...

http://www.quedelibros.com/libro/18284/Contra-el-viento-del-norte.html

Te paso el link, mientras encuentro la solución. Gracias por el aviso.

Anónimo dijo...

Me ha encantado el libro. Gracias por compartirlo. Me gusta tu sinceridad para recomendarnos los libros y tu descripción de los 5 sentidos porque son muy acertados y me hacen reír después de leer el libro. Aprendo, también, con tus sugerencias vinicolas. Saludos.