lunes, 8 de julio de 2013

Ojos de hielo - Carolina Solé

La Cerdanya, mes de noviembre. Llueve de madrugada y una niebla densa cubre el fondo del valle. El cuerpo de Jaime Bernat, el terrateniente más poderoso de la comarca, yace inerte sobre la tierra gélida de una era. Entre los vecinos, todas las sospechas apuntan a Dana Prats, cuya familia mantiene un litigio generacional con la familia Bernat por un asunto tierras. Acechada, Dana pide ayuda a su amiga de infancia, la abogada Kate Salas, quien regresará a su pueblo natal dispuesta a demostrar la inocencia de su amiga.

Ojos de hielo es una historia de familias que nos invita a reflexionar sobre la ambición y sus límites, sobre el modo en que la niñez condiciona la vida adulta, sobre las ofensas que el tiempo y la memoria convierten en agravios imperdonables… Y sobre la inexcusable necesidad de perdonar.





OPINIÓN
La historia es buena; buenísima; pero no está bien planteada. Sus más de 600 páginas te mantienen pegada al libro sin poder dejar de leer, pero por medio encuentras las páginas de un diario escrito por alguien, que hasta que no llegas al final del libro no sabes quién lo ha escrito ni de qué va el tema. Y lo comentado, te mantiene la tensión muy alta, y en las últimas tres páginas se resuelve casi todo; parece que la autora tenía prisa por acabarlo. No se sabe si Dana recupera la vista, si pierde la finca o no, si Kate se queda en el valle o vuelve a Barcelona, si se lía con el sargento Silva, como queda la relación familiar con el hermano y el abuelo... aunque deja entrever que todo acaba bien, hubiese sido genial alargar un poquito más el desenlace de la historia.
Esperaba más de este libro.









 Sabe a vino
 

Bodega NUVIANA
SYRAH, TEMPRANILLO, CABERNET SAUVIGNON
  Precio aprox: 3,00 €







1 comentario:

Ana Blasfuemia dijo...

Alto y claro. De todas formas que con tantas páginas te mantenga pegada a la lectura tiene su mérito también. Y ponerle la puntilla a un libro con un buen final no es fácil. Lo tengo apuntado para leer aunque no con prisas.

Gracias y un saludo!