domingo, 18 de agosto de 2013

Calle Berlín, 109 - Susana Vallejo

En Berlín 109 parece estar la solución al enigma que sobrevuela el asesinato del compañero de Gerard, un mosso d'esquadra retirado que decide acercarse, con más dudas que certezas, a este ordinario bloque de vecinos en pleno Eixample barcelonés.
En la calle Berlín, en pleno Eixample barcelonés, hay un edificio corriente. Allí viven un colombiano, una prostituta de lujo, un matrimonio de ancianos, una madre separada con dos hijos y un oficinista soltero. ¡Ah!, y un fantasma: la anciana malhumorada del último piso que murió hace meses, aunque nadie se ha dado cuenta, y se dedica a vagar de un piso a otro cotilleando las vidas de sus vecinos.
Nada hubiera llamado la atención, si Gerard, un policía de baja indefinida, no hubiera recibido la llamada de Pep, su antiguo compañero, dos días antes de ser asesinado. En su buzón de voz quedaron grabadas estas palabras: «Quiero hablarte de algo que he descubierto en la calle Berlín, en el 109». Atraído por el deseo de vengar a su amigo y, por qué no decirlo, sin nada mejor que hacer, Gerard decide pasarse por allí.
Pero nunca hubiera imaginado que la búsqueda del asesino de Pep pudiera estar rodeada de tantos misterios; tantos como vecinos hay en el edificio, pues cada uno oculta un secreto que cambiará la vida de los demás para siempre.


OPINIÓN
Un libro excepcional. Relata de forma maestra todos los líos (que no son pocos) de los seis vecinos de este edificio de Barcelona.
Los personajes están perfectamente definidos, las historias personales son totalmente distintas, cada uno tiene una edad y un estilo de vida totalmente distinto de los otros; aún así, los reconoces a todos solo por el nombre. Hay vivos, muertos, fantasmas, más muertos... 
Es una historia clasificada como misterio y suspense, pero aún teniendo tintes de negra, distingues los colores perfectamente; hay, incluso, algún pasaje en el que he sonreído y otros que me han despertado ternura.
Se me ha hecho corto, podría haber sido un poco más largo incluyendo más detalles de sus protagonistas, me he quedado con ganas de saber más de ellos.




Sabe a vino
Finca de Can Calopa
No está a la venta



2 comentarios:

Ana Blasfuemia dijo...

Un libro que se te hace corto siempre merece la pena ser leído. Hoy no me llevo el vino porque tengo el estómago chungo. Pero ya volveré por él.

Saludos!

Más libros, más libres dijo...

Vaya rachita llevas, chiquilla! Te envío un beso y una manzanilla desde el Maresme!