jueves, 5 de septiembre de 2013

Dos días de mayo - Jordi Sierra i Fabra

30 y 31 de mayo de 1949. Francisco Franco, Caudillo de España, visita Barcelona en un clima callejero de euforia y rendición a la dictadura.Pero no todos piensan lo mismo y en dos días, silenciado por la prensa, estallará una decena de bombas en la ciudad. Miquel Mascarell, el último policía republicano, con su nueva vida ya asentada al lado de Patro, va a tropezarse de bruces con un complot para asesinar al dictador. Buscando al asesino de un antiguo amigo y compañero en la policía, por petición de su hija, pronto descubrirá que puede cambiar la historia. Si lo encuentra quizá no se produzca  un atentado. Si calla, el país puede enfrentarse a una nueva guerra civil o a un giro de 180º grados con la muerte del Generalísimo. La clave: dos días de búsqueda bajo el peso de la responsabilidad, apenas unas horas en las que Mascarell se moverá sobre el filo de una navaja. ¿Será el destino o su propia decisión lo que marcará la resolución de todo? 

Con la rigurosa precisión histórica y las minuciosas tramas policiales de Cuatro días de enero, Siete días de julio y Cinco días de octubre, Dos días de mayo enfrenta al veterano Miquel Mascarell con todos sus fantasmas, y más sabiendo que está en su mano detener o acelerar el curso de la historia.


OPINIÓN
La trama es buena. Una historia que trata sobre una conspiración para matar a Franco en una de sus visitas a Barcelona, en la que distintos personajes, muy dispares entre sí, se organizan para ello.
El libro transcurre en una cronología muy corta, solamente dos días, el 30 y 31 de mayo de 1949. Los personajes no han conseguido ser cercanos, incluso ha habido pasajes en los que me he liado con ellos.
Un libro entretenido. Si debo recomendarlo, diría que hay muchos más buenos que éste.




Sabe a vino


Tempranillo 100%
Precio aprox. 14,00 €
Descarga la ficha de cata AQUÍ

Intenso color rojo-violaceo propio de su juventud.
En nariz se combinan de forma armoniosa, las notas de
frutas rojas con las especiadas y tostadas. Al gusto posee
una potente entrada marcada por su estructura que,
combinada con una expresión tánica suave, hacen que la
persistencia en boca sea larga y agradable.

 

2 comentarios:

Ana Blasfuemia dijo...

Pues te haré caso, hay mucho libro esperando. Además este autor no me termina de convencer.

Me quedo con el vino, como siempre. Besos!

Equilibro dijo...

Me encanta que te quedes con el vino!!! Salud!