jueves, 14 de mayo de 2015

Colaboración con Editorial Punto Didot




Que contenta me siento cuando recibo un correo electrónico en el que me ofrecen colaborar con aguna editorial, leyendo y reseñando alguna de sus obras. Como siempre digo, me lleno de ilusión, pero también siento una gran responsabilidad, pues debo leer y analizar la obra de una persona que ha puesto su alma en esas páginas. Siempre me he creído incapaz de escribir, creo que es un acto de valentía que yo no poseo, así que mi admiración es para estos autores que ponen sus libros en mis manos para que pueda disfrutarlos.


http://puntodidot.com/En este caso, ha sido la Editorial Punto Didot quien ha tenido la amabilidad de que comencemos una nueva andadura literaria juntos. He aceptado encantada, y ya he recibido su primer libro, que leeré con gusto y reseñaré de la mejor forma que sé hacerlo. Mirad que buena pinta tiene este libro:







Una reflexión profunda sobre los contrastes entre el final del siglo XX y el principio del XXI que llega dentro del lector pulsando sus emociones

Mi amigo Filiberto consiste en un diálogo entablado entre el autor y un amigo muy mayor, Filiberto,  que falleció hace muchos años. Antes de morir, ambos tenían charlas de café en las que analizaban situaciones y noticias de actualidad.

Ahora se inician esas conversaciones en las que el autor le trasmite a Filiberto situaciones actuales que compara con las que vivieron juntos hace muchos años.

Se trata de una reflexión muy interesante (a veces seria, a veces jocosa) que a los mayores les ayudará a rememorar una parte de su pasado y a los más jóvenes les permitirá conocer una época que no vivieron y que en muchos aspectos les sorprenderá hasta provocarles la risa. Es una obra de contrastes entre el pasado y el presente, escrita con un estilo sencillo en el que no falta la ironía e incluso el humor, características gracias a las cuales Julián Baena Aguado ha conseguido una lectura ágil que, en numerosas ocasiones, llegará muy dentro del lector pulsando sus emociones. 

En Mi amigo Filiberto el autor parece retratar dos mundos diferentes cuando, en realidad, se trata del mismo una vez transcurridos cincuenta años. Ahora se hace el amor… Como si el amor se hiciera. Esta frase podría ser representativa de lo que podemos encontrar en esta obra con la que el lector pasará un rato inolvidable y delicioso. 

Julián Baena Aguado nació en Alcobendas (Madrid) y en la actualidad tiene 74 años. Su dedicación a la escritura no ha sido exclusiva, sino que ha sido compaginada con otras actividades a lo largo de su vida. Entre las obras publicadas  y estrenadas podemos citar: cuatro novelas, dos libros de poesía, cuatro obras de teatro, cuatro libretos de musicales, un libro de relatos y diversas letras de canciones. 





Ya me podéis imaginar con este libro en una mano y sosteniendo en la otra una copa de vino tinto.
 



No hay comentarios: