lunes, 21 de octubre de 2013

Memento mori - César Pérez Gellida

Versos, canciones y trocitos de carne

Septiembre de 2010. Aquella mañana de domingo nada le hacía presagiar al inspector de homicidios de Valladolid Ramiro San­cho que acababa de dar comienzo una pesadilla que lo dejaría marcado para el resto de sus días.

La investigación del asesinato de una joven ecuatoria­na a la que le han mutilado los párpados y cuyo cuer­po han encontrado unos versos amenazantes, ocupa las primeras páginas de esta novela negra narrada con un dinámico y atrevido lenguaje cinematográfico. Sin embargo, el autor nos arrastra por un camino inespe­rado al describir los hechos desde la perspectiva del propio asesino: un sociópata narcisista influenciado por la música más actual y por las grandes obras de la literatura universal.

La evolución frenética de los acontecimientos desem­boca en la intervención de uno de los especialistas más reconocidos en el comportamiento de los ase­sinos en serie. Este complejo triángulo emocional, unido a la intriga que envuelve al siniestro cómplice del asesino, hace que Memento mori se convierta en un profundo thriller de acción con banda sonora que atrapará al lector de principio a fin.

«Hay dos formas de hacer suspense: acometerlo a la perfección o ser distinto. Gellida es los segundo, pero sin dejar en ningún momento de ser lo primero".
Ángeles López, La Razón

«Novela negra cargada de muerte cuya breve vida ha sido luminosa. Publicada apenas hace unos días (…) El suceso literario ya es inocultable".
El Mundo

«Suspense bien construido, en un impensable escenario, con una prosa honesta que se bebe como el mejor de los Riberas del Duero que en sus páginas se mencionan. No creo equivocarme si digo que  asistimos a lo que podría ser el establecimiento del "género Gellida", que promete continuar".
Qué leer

«La novela policiaca de moda".
ABC


OPINIÓN
Una novela negra, muy negra; cargada de muerte, de tensión, de momentos en los que coges aire y no lo sueltas.
Para el protagonista de esta historia (Augusto Ledesma / Orestes) cada momento tiene una canción. Si tenéis la oportunidad de escuchar las canciones que aparecen, a la vez que váis leyendo, prometo que viviréis una experiencia casi aterradora, conseguiréis adentraros en la atmósfera más de los deseado. A mí personalmente me ocurrió y una noche tuve miedo en casa.
La cronología es perfecta. Hay que estar atentos a los lugares y fechas de la historia, o podrías liarte. Los personajes perfectamente estructurados, definidos y reconocibles. Valladolid queda plasmada tal como es, y la elección del vino, en un capítulo del libro, muy acertada para mi gusto.
Es la ópera prima de este autor, y si mantiene el nivel en sus próximas obras, promete ser un escritor de culto.  Ya he comenzado la segunda parte de este libro, "Dies Irae"; seguro que está a la altura del primero.






Sabe a vino
Tempranillo y Sryah
Precio aprox: 27,00 €
Bonito color rojo cereza picota madura con marcado ribete violáceo, luminoso y brillante, muy cubierto de capa.
En nariz se muestra elegante, concentrado y muy fragante. Al inicio despliega deliciosas notas florales que se funden con recuerdos de frutos rojos (grosellas y arándanos) y unos complejas notas especiadas (clavo y vainilla); más tarde aparecen recuerdos balsámicos y finísimos toques de maderas nobles tostadas.
En boca es rotundo, sabroso, con una excelente estructura que en todo momento demuestra un gran equilibrio entre acidez, cuerpo y alcohol. Tiene un tanino de gran calidad que recorre un paso de boca amplio y sedoso al tiempo, donde las sensaciones de fruta roja madura sobresalen sobre los elementos que aporta una perfecta crianza en barrica de roble. Largísimo final marcado por delicadas notas tostadas, balsámicas y de fruta roja muy madura.


No hay comentarios: